Sigue siendo un asunto de Dios

Por Felipe Ruiz

Cuando hablamos de Canal 13, lo primero que golpea mi mente es el Angelito,   las barras de colores,    la iglesia y sobretodo Los Simpson.   Una cosa lleva a la otra y claro está que es una estación en sintonía con la iglesia católica y su ideología religioso-cultural,  que combina  de forma “peculiar”: “Glee”, “Tonka Tomicic”, “Soledad Onetto”, ” Alfombra Roja”, “Quién merece ser millonario” y “Sábado Gigante”.  “Peculiar”  porque  la  combinación  de  estos elementos, forman un todo definido en la palabra “fome”, que se demuestran en los resultados de audiencia.

La misión del canal sigue siendo, “entretener e informar  a las  personas  a través  de  contenidos  y servicios  de excelencia inspirados en valores cristianos”. A pesar de sus reestructuraciones internas, modernización técnica y adquisiciones varias en estos últimos años, no pasa nada.  ¿Cómo se  resucita a un  muerto bajo  una lápida  con una cruz de  tonelada y media?  Esta respuesta la resolvieron hace unas semanas, cuando la Universidad Católica vende parte de sus acciones al grupo Luksic por US$ 55 millones.

Así la cruz sobre el muerto solo pesa un 33% de lo que era y es más fácil sacarlo para resucitarlo. Aunque muchos quisiéramos ver un Canal 13 amplio de mente, sin el peso de su propia cruz, actualizado a los nuevos  tiempos  y  convertirse en un  participe activo de  nuestra sociedad, la UC  aún mantiene el 33% y con la posibilidad de recomprar a los  Luksic un 17%, para  no soltar el poder  que tiene un  medio de comunicación tan masivo como este.

Vamos a ver qué pasa con este canal que mezclará el progresismo neoliberal  concertacionista de los Luksic,  con  el  conservadurismo  neoliberal  de la UC. La  llegada  del  mesías  del transporte  y las telecomunicaciones,  el  reparador  de  las  embarradas  (Transantiago  y  TVN)   René  Cortázar, transformará  la  cara  visible de  la señal,  que sin  embargo  tendrá que  lidiar  con el  poder de  la universidad.

Lo interesante de todo esto, son los acuerdos secretos entre pasillos y condicionantes para realizar este traspaso. No me cabe duda que la iglesia aún pesa en la parrilla programática del canal y que los Luksic buscarán una forma de hacer rentable la estación, sin necesidad de meterse en asuntos de Dios.

Links:

http://www.radiobiobio.cl/2010/08/06/grupo-luksic-compra-23-de-canal-13-por-us55-millones-de-dolares/

http://www.uc.cl/comunicaciones/site/artic/20100806/pags/20100806204433.php

http://www.13.cl/corporativo/corporativo_788.htm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sigue siendo un asunto de Dios

  1. Marcelo Contreras dijo:

    Interesante, pero creo que el arma de la ironía no es un cañón de 14 pulgadas sino un estilete y aquí su uso no resulta quirúrgico, sino con la delicadeza de un punzón… los juicios y prejuicios son sencillos de hilvanar cuando se trata de la iglesia católica, pero dada la abundancia de material al respecto, debes entonces encontrar nuevos giros, sino, repites lo que ya todo el mundo sabe…
    Por otra parte, en un siguiente posteo necesito los links integrados… la mayoría de tus compañeros ya lo hizo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s